Putrefacción real

La corrupción, como la putrefacción en los peces, siempre empieza por la cabeza. Cumpliendo la vieja máxima, el rey emérito de España, Juan Carlos, fue un adelantado en materia de corrupción y, en su trayectoria, ese fue un proceso progresivo. El Palacio de Zarzuela (actual residencia del rey Felipe VI) aparece de manera creciente en…